Calavera

La otra vez estaba escuchando el tango Mala suerte y me sorprendió el término "calavera" que aparece en el estribillo:

Yo no pude prometerte

cambiar la vida que llevo,

porque nací calavera

y así me habré de morir.

El tango es de 1939... Tal vez en el habla cotidiana se usaba "calavera" para referirse a lo que hoy diríamos en Argentina un "farrero", alguien al que le gusta la farra, salir frecuentemente con los amigos, ir al baile... Me fijé en el diccionario de la Real Academia y, efectivamente, en una se sus acepciones calavera significa "hombre de poco juicio" y "hombre dado al libertinaje" (tal vez porque lo que más le preocupa al calavera es la diversión y no el trabajo o el hogar).

Así que el protagonista del tango se quedó sin la noviecita seria... por ser un calavera. ¡Calavera no chilla, entonces!

Adenda: En el cuento "La intrusa", Borges califica a los Nilsen de calaveras. "Los Nilsen eran calaveras, pero sus episodios amorosos habían sido hasta entonces de zaguán o de casa mala."